Los arcanos menores contribuyen a llevar al plano más concreto, todo el contenido que nos revelan los arcanos mayores, considerado aspectos que nos puedan hacer entender en detalle cada posible interpretación de un arcano mayor. Por eso, los Arcanos Menores, muestran aspectos de la vida tal como realmente se vive en la cotidianidad. Por lo tanto, las cartas de los arcanos menores representan las preocupaciones, actividades y emociones que componen los problemas y preocupaciones acuciantes de nuestra vida cotidiana. Estos arcanos están asociados con uno de los cuatro elementos de la naturaleza que se conocían en la antigüedad clásica a partir de los filósofos griegos.

La baraja consta de cincuenta y seis cartas, que están estrechamente relacionados con la baraja de cincuenta y dos cartas más moderna, utilizadas en juegos de cartas. Ésta consta de cuatro palos comúnmente llamados Bastos, Copas, Espadas, y Oros (también llamados discos), aunque hay una amplia variedad de nombres diferentes. Cada carta se relaciona con uno de los elementos, mediante las siguientes asociaciones: Bastos con fuego, con agua Copas, Espadas con el aire, y Oros con la tierra.

Dentro de los arcanos menores encontramos las figuras, también conocidas como ‘Cartas de la Corte’. Estas cartas representan a seres humanos, al contrario que los arcanos numerales, que se refieren a hechos concretos.??Estas cartas pueden incluso indicarnos una fecha concreta. Para ello cada palo se corresponde con una estación del año (Espadas-Invierno, Bastos-Primavera, Oros-Verano, Copas-Otoño), y cada carta hace referencia a una semana concreta de la estación.